En un acto presidido por Sus Majestades los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, el pasado lunes 13 de noviembre, en el Salón de Actos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Don Juan Carlos I ha entregado al presidente del Teatro Real, Gregorio Marañón, la prestigiosa Medalla de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando 2017, cuya candidatura fue presentada por los académicos Tomás Marco (compositor), Manuel Gutiérrez Aragón (director de cine y escritor) y Francisco Calvo Serraller (historiador y crítico de arte) y aprobada por el pleno de la Academia.

El acto ha congregado a numerosas personalidades del ámbito institucional y cultural de nuestro país, como el ministro de Educación Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo; el secretario de estado de Cultura,Fernado Benzo; la directora general del INAEM, Monserrat Iglesias; la presidenta de la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados, Marta Rivera; y varios embajadores y personalidades como Teresa BerganzaPaloma O´shea e Iñaki Gabilondo, entre otros.

La Medalla de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que fue instituida en 1942 con carácter anual, se concede a una persona o entidad española o extranjera que se haya distinguido de modo sobresaliente en el estudio, promoción o difusión de las artes, en la creación artística, o en la protección del patrimonio histórico, natural y cultural.

En su intervención el Rey Don Juan Carlos ha expresado su orgullo por regresar a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando “que ha sabido modernizarse y adecuar su papel a los tiempos actuales”. Para su Majestad, la Medalla de Honor “reconoce, en primer lugar, la historia de una institución cultural que, desde sus primeros pasos en 1818, ha alcanzado una altísima calidad en sus producciones artísticas con una notable proyección internacional.

Asimismo el rey ha destacado la apuesta del Teatro Real en el campo de la innovación tecnológica, “elogiando  sus iniciativas para incorporar a nuevos públicos, muy especialmente a los jóvenes, y el desarrollo de un Programa Social que tiene como objetivo la integración y el crecimiento personal de determinados colectivos desfavorecidos a través de la música.”

En su discurso, el presidente del Teatro Real, Gregorio Marañón y Bertrán de Lis, ha destacado el generoso apoyo que han prestado al Teatro Real Sus Majestades y les ha agradecido el haber ostentado la presidencia de honor del Teatro desde su reapertura, el 11 de octubre de 1997, hasta la abdicación del Rey Don Juan Carlos I, el 2 de junio de 2014.

Agradeció también a Patrocinadores y Amigos del Real, todos ellos representantes de la sociedad civil, el soporte económico y social que proporcionan así como su apoyo y participación en los proyectos culturales del Teatro Real que ayudan al fortalecimiento de las artes escénicas. El presidente del Teatro Real además explicó que el modelo del Teatro Real, en el que sus 50 MM de presupuesto se financian en un 47% con ingresos propios, en un 27% con aportaciones públicas, y en un 26% con el mecenazgo privado. El «secreto» de este logro radica, por un lado, en la generosidad de nuestros Patrocinadores y Amigos , y, por otro, en el hecho de que el Teatro Real les ha abierto sus puertas para que puedan participar activamente en su gobernanza y en su proyecto.